20 diciembre 2007

Soneto Elegíaco a Rita Sotomayor de Ordoñez para mi amigo Rafael Ordoñez Miranda desde el 10 de Abril de 1961


SONETO PÓSTUMO

Un suspiro de lágrimas y estrellas

bajaba por el aire tiritando.

Y en su corriente azul como flotando,

el aliento postrer sus labios sella.

Al tiempo de la cita; Dios con ella

no puede hablar, está esperando

que el llanto de sus ojos, escapando

al aquilón del cielo y su querella,

se vuelva seco en su mejilla seca,

le mire y vea como tanta duda,

cristal azul, que a la mirada obceca,

es a los ojos la respuesta muda,

que el ser humano conocer no puede,

si no abrazando la verdad desnuda.

-azpeitia- XX de XII de MMVII

2 comentarios:

Gitana dijo...

Aire que sostiene suavemente tus lágrimas, mientras sus labios esperan... Ojos de melancolía azul que no necesita de sonidos para abrazar esa tu verdad desnuda...

Belkis dijo...

A veces cuesta aceptar esa verdad desnuda que es la muerte de aquel a quien hemos amado, pero hay que seguir viviendo con la alegría de que el amor y el alma se mantienen vivos, y que algún día se producirá el reencuentro. Tienes ese maravilloso don de convertir el dolor en belleza.
Tu sensibilidad me supera. Recibe un gran abrazo y mi admiración