18 mayo 2013

TOCA A DIOS DECIRME LO QUE PIENSA…




TOCA A DIOS DECIRME LO QUE PIENSA



 Toca a Dios

decirme lo que piensa,

 sentarse en mis rodillas

displicente,

cruzar sus amplios brazos

en mi cuello,

mostrarme ese cariño que pretende

hacerme que me sienta

hijo dilecto.

 Sacarme de la duda de lo eterno

que siento a cada instante

del camino.

Decirme por qué la amo con locura,

por qué llegó hasta mi  

desde un atajo,

vereda de un destino caprichoso.


Envuelto en la locura de sus versos,

hoy bebo de sus labios

la fragancia

que nada puede hacer que nos separe.

¡Qué tienen sus entrañas

que me llaman!

Que sacan de mis fuerzas

lo sublime,

que inundan sin piedad

su blanco cuerpo.


Porque la noche nos funde con sus manos,

que acarician despacio

los latidos,

me vuelvo hacia ti

agradecido,

aunque no entienda

lo extraño que resultan tus designios



Escrito  por - azpeitia-

el 17 de Mayo

en Jaén

10 comentarios:

Alicia Montero dijo...

..."aunque no entienda los designios..."
Ahí está la clave, mi señor Azpeitía, la fé!
Deseo para tí un bello y provechoso fin de semana!

Ali♥

Antonio Capilla dijo...

La eterna duda unamuniana y el amor que te hace volver la mirada hacia lo sublime. Un abrazo, poeta.

Antonio.

Antonio Capilla dijo...

La eterna duda unamuniana con el amor de fondo que te hace volver la mirada hacia lo anhelado y sublime. Un abrazo, poeta.

Antonio

alma dijo...

No hay palabras para comentar estos versos... Son sentimientos indescriptibles.

Besos

Rembrandt dijo...

Es bellísimo tu poema me has emocionado, he sentido profundamente tus palabras y pienso que Dios nos depara cosas con las que a veces ni siquiera nos atrevemos a soñar.
Que agregar? Sólo que me ha provocado un gran placer leerte.

Saludos desde el Sur.
REM


genessis dijo...

"Sacarme de la duda de lo eterno
que siento a cada instante
del camino".....

Si esa posibilidad nos diera, llegaríamos a la perfección, pero sabemos que somos seres inacabados...

Excelente y profundo poema,
le felicito señor Poeta.

Celia dijo...

Azpeitia:
Hacía mucho tiempo que no pasaba por tu hermoso blog.
Tu poema me ha llegado al corazón.
Dios existe, y si a mí me ha llegado, pienso que Él mismo es poema. Ese que te ha inspirado.
Un abrazo

Marisa dijo...

¡Cuánto amor
desprende este poema!

Mucha felicidad para los dos.

Un beso

Carmen Silza dijo...

Los designios, aterrizan como quieren.
Luego está nuestra mano para darles la vuelta de algún modo.
Bss.
C.Silza

Paula Olivieri dijo...

Bellísimo! Es una bendición que se agradece aunque no se sepa quién ni porque no las concede. Sea dios o quien sea que teja los hilos, gracias por el don de sentir y percibir y gracias a vos por compartir estos versos tan lindos. Saludos!